Nombrar o no nombrar... qué cuestión!

21/6/2018

La palabra Ángel se traduce como "mensajero", también podemos vincular su vibración con las energías universales que promueven y propulsan el equilibrio de lo viviente.

En algunos casos se relaciona a los Ángeles con religión. Sin embargo, la existencia de estas "fuentes de vibración" trascienden a todo tipo de discurso, ya que el Universo simplemente ES, existe y se desarrolla en un orden natural con energías (de luz o no) que le dan sentido y razón de ser.

Nuestra consciencia de existencia infinitas veces se pregunta por el origen y el esquema mental humano necesita poner nombre a lo percibido para definirlo en su marco referencial. En este sentido, toda representación, ya sea vista, oída o sentida, tiene un contexto cultural que la contiene.

Definir, nombrar, nos tranquiliza, ya que de esa forma podemos dar entidad de manera relativamente objetiva a aquello que percibimos, podemos hacer existente lo sutil, podemos dar existencia a lo que sentimos. Por consiguiente, Ángeles, Seres de Luz, Energías Superlumínica, o en algunos casos, Fuerzas Cósmicas, Energía de lo Viviente, Fuerza Universal... ¿no serán lo mismo?, ¿no nos esteremos refiriendo a las mismas cosas?.

La entrada en nuestra vida de frecuencias superlumínicas nos permite alinearnos con el equilibrio universal para abrir una perspectiva hacia el Bien-Estar en consonancia con nuestro plan de existencia generando además armonía en todo nuestro entorno.


Ver Cursos y Talleres relacionados: Click Aquí...



Destacados

Carrito de Compras

Su carrito está vacío

Seguinos en Twitter

Lenguaje

Moneda

Cambio de moneda

Peso Argentino

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z